gambas de Huelva

05 Feb Las gambas de Huelva, descubre todo sobre ellas

Hoy en nuestro blog de Mariscos Caballeros os presentamos uno de los principales recursos de nuestras tierras andaluzas, uno de los más conocidos y más deliciosos que tenemos y del que nos sentimos realmente orgullos de poder disponer para vosotros en nuestra tienda de mariscos online: las gambas de Huelva.

Conoce más sobre las gambas de Huelva

Como decíamos, las gambas de Huelva son un de los productos autóctonos andaluces más famoso. Especialmente las gambas blancas que se caracterizan por tener un cuerpo alargado y aplatanado lateralmente. Este peculiar crustáceo sólo lo encontrarás en los municipios costeros situados en las desembocaduras de los ríos Guadiana y Guadalquivir. 

Si hablamos de tonalidad entramos en el punto clave de esta gamba, ya que puede confundirse con otro tipo de gamba un poco más oscura y, por consiguiente, de menos calidad. Su color es rosa pálido, muy diferente a el color rojizo de la gamba que habita en el mediterráneo y su hábitat suelen ser los fondos fangosos o arenosos ubicadas en profundidades de entre 180 y 500 metros.

gambas de huelva

Otro factor clave de esta gamba son sus bigotes alargados situados junto a la cabeza, que solo observarás si la gamba es vendida en una lonja, es decir, en estado fresco porque si la congelas estos bigotes se fracturan con el manipulado.

Cómo cocer las gambas de Huelva

En cuanto a su cocción entramos en un terreno un poco pantanoso porque aquí hay mil opiniones distintas, pero está claro que la tradición es la tradición… En primer lugar se hace una salmuera de agua y sal. Dos cucharadas de sal gorda para un litro de agua y 500 gramos de gambas, se pone a hervir el agua, cuando esta está hirviendo, se echan las gambas y cuando empiecen a subir a flote las que están sueltas, se sacan todas. Si se quieren un poco más cocidas las dejaríamos 30 segundos más y a continuación se introducen las gambas en otro recipiente de agua helada con sal para que así se rompa la cocción de golpe y se separe la cascara del cuerpo. ¡Y a disfrutar!

Puedes tomarlas tal cual o utilizarlas en aliños, arroces, guisos… ¡Tienen miles de combinaciones!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.